viernes, 15 de marzo de 2013

Historias de caramelo

Bueno, creo esta entrada para hablaros de un pequeño proyecto y para explicaros por qué aún no hay fecha para la tarde literaria, no es que no lo tenga todo preparado, ni que no tenga entrevistas que publicar, sino que hay un motivo para estar retrasando la tarde literaria. 
Hace poco, quizás hace un mes, unas amigas y yo decidimos crear un blog literario, con reseñas, crónicas... Yo ya tenía las entrevistas y las reseñas, y decidí dejarlas para el blog común, así que así se quedó y próximamente publicaremos las tardes literarias en el blog que hago con mis amigas. 
También aprovecho para decir que no sé que será de este blog porque no voy a borrarlo, pero si ya tengo un blog con mis amigas, no creo que tenga mucho sentido. Había pensado escribir las reseñas en el blog que hago con mis amigas y luego, quizás pegarlas aquí o algo así. No lo sé todavía, estoy muuuy perdida. 
Bueno espero que os paséis por el otro blog, porque creo que merece la pena, va a estar muchísimo más completo que este porque ellas se han leído tropecientos libros, muchos que yo no conocía y que seguramente que tarde bastante en leérmelos, si es que llego a hacerlo y a publicar reseña. 
Así que señores, las tardes literarias se transladan a Historias de caramelo: ¡Caramelízate! 


                 ¡Pincha!   Historias de caramelo


2 comentarios:

  1. ¡Ni se te ocurra dejar este blog! ¡TE MATO! Este es uno de los mejores blogs que conozco. Entro seguido para ver si subiste alguna estrada. Que voy a hacer yo cuando ponga la URL de tu blog me aparezca: lo siento, pero este blog no existe.
    De todas formas de seguiré en el otro, pero no será lo mismo :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhh que monada! Madre mía!! Creo que este comentario va a conseguir que no lo deje, muchísimas gracias!! Bueno el otro tendrá más reseñas, no sé aún lo que voy a hacer pero por el momento no te preocupes que creo que no lo voy a dejar! ;) Un beso

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario, significa mucho para mí, siempre y cuando se muestre respetuoso.