sábado, 31 de enero de 2015

Lo que fue de ella

Autor: Gayle Forman 
Título: Lo que fue de ella
Nº de páginas: 224 págs.                                   
Encuadernación: Tapa blanda
Editoral: Salamandra
Nº de serie: 2 de 2

Sinopsis

Han pasado tres años desde que Mia, tras el trágico accidente, dejó su ciudad natal en la Costa Oeste para iniciar su nueva vida en Juilliard, el prestigioso conservatorio de Nueva York. Y también tres años desde que abandonó a Adam sin darle explicaciones. La idea de perder a Mía supuso para Adam un auténtico tormento, que cristalizó en un puñado de desgarradas canciones que los catapultaron a él y su banda, los Shooting Star, a la fama. Ahora, convertido en una estrella de rock, con una novia famosa y acosado continuamente por fans y periodistas, Adam vive sumido en un estado de permanente hastío y confusión. Hasta que una noche, en Nueva York, su camino vuelve a cruzarse con el de Mía, convertida ya en la excepcional chelista que prometía ser. El inesperado encuentro se prolongará hasta el amanecer y les brindará la ocasión de abordar lo que ocurrió realmente en el pasado y lo que el futuro podría depararles.


Opinión

Las expectativas que llevaba a este libro eran altísimas, como las llevo a todas partes últimamente y después del primer libro, algo más que una obra de arte, necesitaba desesperadamente que este libro estuviese a la altura. 

Si habéis leído la sinopsis y no os habéis tirado de los pelos es que no la habéis leído bien. No concebía la idea de que Mia y Adam, después de todo lo que habían pasado, no siguieran juntos, tenía que haber una buena explicación para eso... Después del apretón de manos del final de Si decido quedarme,  no me podían dejar con una pareja destrozada, así que abrí este libro con decisión, para que alguien me contase qué era lo que había sucedido. 

El libro comienza tres años después de que acabase el último, con Mia y Adam separados, no obstante los dos en Nueva York donde el destino querrá que se vuelvan a encontrar. 
Desde el instante en el que abrí el libro buscaba una explicación al hecho de que se hubiesen separado, buscaba una historia de amor tan bonita como la del primero, buscaba una historia que me emocionase de verdad, y la encontré, pero a medias. 
Este libro me ha gustado mucho, pero quizás me ha decepcionado un poco, ya que a medida que seguía leyendo me iba poniendo más nerviosa, demasiadas preguntas por resolver y Mia y Adam no parecían que fuesen a acabar mejor, sino todo lo contrario. 

AdamEl hecho de que el libro esté contado por Adam me ha enamorado, el personaje está muy bien recreado; me ha encantado conocerle de una manera más personal, no obstante, la que ha decaído ha sido Mia, ha habido partes en las que la he llegado a odiar, y cada vez me iba cayendo peor,su actitud me parecía muy egoísta y sin sentido, aunque una vez terminado, quizás haya sido un poco cruel con ella. 
Estos personajes son los que toman más partido en la historia, pero también se mencionan otros como Kim o la banda de Adam, bien sin llegar a tener un papel muy relevante en la historia; sin embargo parece que todos, absolutamente todos los personajes que aparecían en el libro anterior han llegado alto, resultando ser todos famosos. ¡Un poco de por favor, por Dios! ¡Dame unos personajes creíbles Gayle! 

Dejando a un lado lo anterior, creo que debo mencionar que la historia engancha, por supuesto que lo hace y más si se remite al pasado como ya hizo con el primer libro, hecho que he apreciado bastante. 
El libro vuelve a estar lleno de frases bonitas, que sin lugar a dudas harán que disfrutes con su lectura; también de reflexiones y personajes más maduros, pero un tanto cambiados por el rumbo que ha tomado sus vidas. 

Al principio de cada capítulo aparece parte de las canciones que Adam escribe, todas basadas en Mia y todas desgarradoras, reflejando muy bien lo que su pérdida significó para él. 

Resumiendo, Gayle vuelve a obsequiarnos con un libro triste, un tanto dramático y bonito, que sin duda te hará reflexionar y te dejará con ganas de saber más a cerca de esta encantadora pareja de músicos. 








viernes, 2 de enero de 2015

Felices por siempre jamás

Titulo: Felices por siempre jamás 
Autor: Stephanie Perkins  
Editorial: Plataforma Neo 
N° de Páginas: 398 
Número de la serie: 3 de 3  

Sinopsis

Enamorarse en la ciudad más romántica del mundo es fácil para la soñadora Isla Martin y el enigmático artista Josh Wasserstein. Pero a medida que avanza el último curso en Schoolof Americade París, Isla y Josh se ven obligados a afrontar la desgarradora realidad, porque, quizá, su historia no acabe con «un felices para siempre». ¿Seguirán juntos cuando sus días en la escuela se acaben? ¿Será su amor más fuerte que la distancia?Su aventura se convertirá en un apasionante viaje por Nueva York, París y Barcelona, acompañados de sus amigos Anna, Étienne, Lola y Cricket.

Opinión

¡OH MY GOSH! 

Creo que ni os hacéis una idea de las ganas que tenía de leer este libro, de volverme a sumergir en las narraciones de Stephanie Perkins y en sus preciosas historias de amor. 
Primero, tengo que decir que este libro me ha sorprendido muchísimo. He disfrutado leyéndolo lo que Dios sabe y me ha enganchado de una manera increíble, así que allá vamos, a ver si puedo trasformar a palabras lo que este libro me ha hecho sentir.
La historia comienza con Isla en Nueva York, recién operada de las muelas del juicio; lo que le lleva a hacer algo que probablemente no hubiese hecho si no hubiese estado hasta arriba de narcóticos; pero como lo estaba, se lanzó a hablar con Josh y ahí, es donde comienza la historia. 
Nos volvemos a trasladar a las calles del barrio Latino de París, donde está la escuela para estudiantes americanos; lugar que ya había aparecido en Un beso en París y al cual, me ha encantado retornar. 
No obstante, el libro no solo transcurre en París, sino que también en Barcelona y Nueva York; describiéndonoslos de manera tan golosa que no dudarías ni un segundo en visitarlos. Estos ambientes que crea Stephanie Perkins los había echado de menos en el segundo libro, pues el lugar donde pasa me dejó un tanto indiferente; la narración no hizo que me enamorase del sitio, como había pasado en Un beso en París y ahora, en Felices por siempre jamás. 

Hablemos de los personajes: Isla ya había aparecido pero muy muy por encima, lo único que sabía hasta ahora era su color de pelo y que estaba coladita por Josh. Pero en este libro, he podido conocerla mejor; saber que es una chica con suerte, tímida, paciente, exigente e insegura, lo cual puede que le acarree algún problema. 
Ahora vamos con Josh, al cual conocía mucho mejor. En este libro queda mejor reflejado su amor por la pintura, sus pasiones y sus miedos; su actitud un tanto "pasota", pero que en realidad se queda en eso, dejadez. La verdad ,es que se le llega a conocer y entender muy bien, haciendo de él mi personaje favorito. 
También aparece un personaje completamente nuevo, Kurt, el mejor amigo de Isla. Es un chico autista, cuyo carácter y enfermedad están (a mi parecer) bastante bien reflejados. Es un personaje muy entrañable y gracioso, que sin duda también está entre los mejores. 


Hasta ahora, Stephanie seguía un mismo patrón: dos chicos que se conocían y que tardaban más de la mitad del libro en declararse su amor; no obstante en este libro todo sucede más rápido, lo cual se agradece, dando lugar a una historia diferente e igual de bonita y emocionante, que me ha hecho tener que cerrar el libro varias vece antes de seguir leyendo, de lo increíble que era. 

Desde luego, un libro perfecto, precioso,  con el cual Stephanie se ha superado; Desde el minuto uno quedas atrapado en su bonita historia de amor, en sus realistas personajes y en sus hermosos escenarios.